Mueren 3 palestinos y 3 israelíes en jornada de violencia


Mueren 3 palestinos y 3 israelíes en jornada de violencia

JERUSALÉN, ISRAEL, (AP).- El agravamiento de las tensiones entre israelíes y palestinos en torno al lugar religioso más disputado entre ambas partes en Tierra Santa devino el viernes en hechos de violencia que dejaron seis muertos: tres palestinos en enfrentamientos callejeros en Jerusalén y tres israelíes en un ataque en Cisjordania.
El punto en disputa en la actual ronda de violencia son los detectores de metales que Israel colocó a principios de la semana en el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas, el lugar más sagrado del judaísmo y uno de los más sagrados para los musulmanes, donde un grupo de árabes armados perpetró un ataque en el que murieron dos policías israelíes.
Los palestinos perciben la instalación de los detectores como una transgresión de los derechos de los musulmanes, pero Israel la considera una medida de seguridad tras la agresión.
Después de que anocheció el viernes, un palestino ingresó a hurtadillas a una casa en el asentamiento israelí de Halamish, en Cisjordania, y apuñaló a tres personas, dijo Eli Bin, jefe del servicio de rescate israelí MDA.
Según un portal noticioso israelí, las víctimas fatales fueron dos hombres y una mujer que cenaban al momento de la agresión. El ejército difundió imágenes en las que se veía el piso de una cocina manchado de sangre.
De acuerdo con el Canal 10 de la televisión israelí, el agresor tenía menos de 20 años y había publicado en su página de Facebook que estaba molesto por los acontecimientos en torno al lugar sagrado.
Un soldado que estaba en su casa fuera de servicio escuchó los gritos, acudió a toda prisa a la vivienda vecina y disparó contra el agresor a través de una ventana. El atacante resultó herido y fue llevado a un hospital, dijo Bin.
El presidente palestino Mahmud Abbas anunció que congelaba los vínculos con Israel, decisión que asesta un revés a los incipientes esfuerzos del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump para que las partes reanuden las conversaciones de paz paralizadas desde hace tiempo.
Abbas dijo que suspendía la comunicación con Israel a “todos los niveles”. Se desconoce de momento si quedaba paralizada la coordinación sobre asuntos de seguridad entre los efectivos israelíes y las fuerzas de Abbas, labor usual entre ambos.
Horas antes, miles de palestinos en Jerusalén y Cisjordania chocaron con efectivos israelíes, incendiaron neumáticos y arrojaron piedras y petardos.
Los soldados recurrieron a munición real, balas de goma y gas lacrimógeno. Tres palestinos murieron y varios fueron hospitalizados con heridas de bala de metal y caucho.