Una foto con Edward Pinada una leyenda de la locución dominicana