15 iglesias evangélicas se desvinculan de Lorenzo Merán



 15 iglesias evangélicas se desvinculan de Lorenzo Merán
SANTO DOMINGO. Quince iglesias que aseguran representar el 80% de la comunidad evangélica dominicana emitieron hoy un comunicado en espacio pagado en el que se desvinculan del presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), reverendo Fidel Lorenzo Merán.

En el comunicado publicado en la página 7A del períodico Hoy de la edición de este jueves las iglesia alegan “constantes desaciertos éticos y doctrinales en que en que ha incurrido el señor Fidel Lorenzo Merán”.

Los firmantes son el obispo Nercido Bor Cedeño, de la Iglesia Asamblea de Dios; Obispo Hipólito Suero, de la Iglesia De Dios Pentecostal MI; apóstol Reynaldo Franco Aquino, de la Iglesia Pentecostal de Jesuscristo Internacional comunidad Apostólica Internacional; Apóstol Miguel Bogaert, de la Iglesia Monte de Dios Red Apostólica Vida Nueva Fundación Horeb Cielos Abiertos; y el obispo Elvis Medina, de la Iglesia de Dios.

También firmó el obispo Cecilio Ozorio, del Concilio Iglesia Metodista Libre; el apóstol Rafael Cruz Lora, de la Red Internacional de Iglesias Cristiana Shekinah; el apóstol Jorge Plouders, Iglesia de Alabanza Señor Jesucristo y el pastor Manuel Valera, del Ministerio la Luz de Jesús.

Además rubricaron el apóstol Santiago Ponciano, de la Iglesia Tabernáculo de Adoración; el pastor Cristóbal Cardoza, de la Iglesia Cristiana de la Comunidad; el pastor Jesús Diloné, de la Iglesia Casa de Restauración y Avivamiento; el apóstol Jorge Reynoso, del Ministerio Apostólico y Profético Dios es Amor; y el pastor Pedro Piñero, de la Iglesia Buenas Nuevas.

El comunicado nacional señala “dejamos claramente establecido que a partir de la presente publicación, el señor Findel Lorenzo Merán no nos representa. Por tanto, no somos compromisarios de ninguna declaración que haga en el país o en el extranjero, no reconocemos ningún acuerdo o compromiso suscrito a nombre de nuestra comunidad evangélica y que queda absolutamente desautorizado a representarnos y a emitir opinión como si fuera vocero de nuestras organizaciones. Cualquier opinión que emita el señor Merán, será considerada por nosotros simplemente como su criterio personal”.