Confirman 12 dominicanos fallecidos por consumo de clerén contaminado


Confirman 12 dominicanos fallecidos por consumo de clerén contaminado
Los detalles fueron dados por el viceministro de Salud Colectiva, Héctor Quezada, la directora del Departamento de Epidemiología, Raquel Pimentel y el director de Gestión de Salud de la Persona, José Manuel Puello.

Doris Pantaleón
Santo Domingo
El Ministerio de Salud Pública confirmó el fallecimiento de 12 dominicanos, de un total de 33 afectados  hasta el momento por el brote de intoxicación asociado al consumo de clerén contaminado con metanol en la provincia de Elías Piña.

De las muertes, 11  ocurrieron en Elías Piña y uno falleció en la Capital, luego de haber viajado a esa provincia y consumir el producto.

Los detalles fueron dados en rueda de prensa ofrecida hoy por el viceministro de Salud Colectiva, Héctor Quezada, la directora del Departamento de Epidemiología, Raquel Pimentel y el director de Gestión de Salud de la Persona, José Manuel Puello, quienes revelaron que se mantiene la búsqueda activa de casos, porque todavía el brote no ha pasado y podrían surgir más afectados.

En ese sentido, recomendaron no tomar bebidas de fabricación casera, acudir inmediatamente al médico cuando presenten síntomas como vómitos, dolor abdominal, cólicos, alteraciones de la visión, ya que puede producir ceguera temporales y permanentes.

Otra de la recomendación es que si toman ese tiempo de alcohol y presentan resaca prolongada deben acudir de inmediato al médico.

Informaron que las autoridades policiales y del ministerio público rastrean la zona en búsqueda de este tipo de bebidas y que a través de cadenas de radio de la zona se transmiten  mensajes de orientación, tanto en español como en creol, advirtiendo sobre el consumo de esa bebida.

Algunos de los afectados se ha atendido en Dajabón, Elias Piña, Santiago, y San Juan de la Maguana y que solo una persona queda ingresada, los demás están estables en sus hogares.

Indicaron que la mayoría de los brotes similares que se han documentado en otros países de la región tienen una alta mortalidad que ronda entre el 40 y el 50 por ciento de los afectados, por lo que se mantiene la alerta en todo el país.