EL SECRETO DE MI “DINERO” - T.B. JOSHUA


«Este es uno de los grandes secretos de mi vida que quiero compartir contigo; todas estas cruzadas que me ves haciendo por todo el mundo como en Singapur, Indonesia, México, Perú, etc. Yo pago la mayor parte del dinero. ¡Nosotros no  controlamos al Espíritu Santo! Cuando estoy allí, quiero ser libre. Quiero dormir en el momento que el Espíritu quiera que yo duerma. Quiero orar por quien el Espíritu Santo quiera que yo ore. No pagues y después empieces a traer a tu hermano, hermana o primo para oración. Si pagas el estadio por mí, colectarás el dinero de grandes empresarios que estén enfermos; ellos serán los que coloques al frente, diciéndome; “Ore por éste, hombre de Dios, él es quien pagó el setenta por ciento del dinero.” Dios no puede apoyar semejante arreglo. Me estás diciendo que salga a las 8 de la mañana cuando el Espíritu de Dios dijo que salga a las 10 de la mañana. Así que, yo pago por el estadio. Mi alojamiento; no les dejo saber dónde me voy a alojar. Después de la cruzada pueden saber dónde estoy viviendo, pero antes de la cruzada, no lo permitiré.

»Quiero estar en paz conmigo mismo. Entraré en tu país con dinero, saldré del país y no me llevaré tu dinero; es una norma y regulación, porque la gracia no está en venta. Me aseguraré de cortar mi abrigo de acuerdo a mi talla. Si sé que estoy corto de dinero, entonces me iré. La ofrenda durante la cruzada; dije que no quiero hacer nada con ella. Los organizadores hablarán de la ofrenda.

»Mi gozo es ver a las personas sanadas. Mi gozo es ver a las personas liberadas. Mi gozo es ver a las personas bendecidas. Eso es mi dinero. ¡Cada persona que es liberada es más que $20 000 para mí! Eso es el dinero que Dios me da; el gozo de dormir en paz. Necesitas saber lo que esto significa si Dios te usa para sanar y liberar a las personas. Si sabes lo que significa, querrás sanar y liberar a las personas todo el tiempo. Si sabes lo que significa el gozo de que Dios te esté usando para liberar a las personas, nunca le pedirás a las personas que liberas que traigan dinero. Incluso si ellos quieren darte dinero, tú les rogarás que no destruyan tu vida.

»Si sabes lo que significa que Dios te use para liberar a alguien de sus problemas; eso es más de un trillón de dólares. Si sabes  lo que es liberar a las personas, tú no esperas a que las personas digan “gracias”. Dios me ha dado algo más que ese "gracias". No hay nada mejor que te sea dada la gracia de liberar a las personas. Las personas que están en el dolor; Dios te da la gracia para remover ese dolor. ¿Qué millonario? Si Dios te usa para remover el dolor de uno, ¡eres más que millonario! Tú crees que tu recompensa es el dinero. ¡No! Si el dinero es tu ganancia, te estás robando a ti mismo. Ese dinero es insuficiente; no puede darte paz. El dinero no puede comprarte la paz. Si el dinero pudiera darte paz, muchos de ustedes no estarían aquí hoy. Por eso me ves en Ikotun-Egbe. Desde Ikotun-Egbe, ¡mira la gloria de Dios!»