Nueve muertos en un ataque contra una iglesia en Egipto


Desde diciembre de 2016, la rama del grupo Estado Islámico (EI) en Egipto ha matado a decenas de cristianos, sobre todo coptos, en ataques con bombas y armas de fuego en iglesias de todo el país.
 Varias personas rodean el féretro de una mujer, una de las 6 víctimas del ataque perpetrado contra una iglesia cristiana, durante su funeral en una iglesia del suburbio de Helwan, en El Cairo (Egipto), hoy 29 de diciembre de 2017.
0

0


EL CAIRO. Nueve personas fallecieron este viernes en un ataque contra una iglesia al sur de El Cairo, cometido por un hombre armado que fue arrestado por la policía egipcia.

El ataque, que ocurrió en la iglesia copta de San Menas en el distrito de Helwan, en la periferia cairota, no fue reivindicado por el momento.

En un principio, el portavoz del ministerio de Salud, Jaled Megahed, dijo a la televisión estatal que el atacante fue abatido después de matar a nueve personas, entre ellos un policía, y herir a otras varias.

Pero más tarde, el ministerio del Interior precisó en un comunicado que el asaltante, un yihadista buscado por cometer ataques contra la policía, resultó herido y fue detenido.

El hombre portaba fusiles de asalto, municiones y una bomba que pretendía hacer explotar dentro de la iglesia, añadió la misma fuente. Primero mató a dos personas al abrir fuego contra una tienda y después se dirigió a la iglesia, donde abatió a otras siete, incluido un policía.

Cinco guardias de seguridad también resultaron heridos, según responsables de la policía.

En un comunicado, la presidencia egipcia afirmó que este ataque “refuerza la determinación [del Gobierno] en la eliminación del terrorismo y el extremismo en el país”.

Ataques contra los cristianos -
En videos filmados con teléfonos móviles y publicados en redes sociales se veía a un hombre con barba que portaba un chaleco cargado de municiones tendido en el suelo en la calle, medio inconsciente, mientras la policía le agarraba los brazos y lo esposaba.
La policía acordonó después el lugar del crimen mientras que los equipos forenses examinaban la zona.
Países del Golfo aliados de Egipto enviaron sus mensajes de condolencia por el ataque de este viernes. Arabia Saudita dijo que estará “junto a Egipto frente a los pecaminosos actos terroristas”, en tanto que Emiratos Árabes Unidos consideró el ataque de “cobarde”.
Catar, en medio de un pulso diplomático con sus vecinos del Golfo y Egipto, que lo acusan de apoyar a grupos extremistas, también expresó sus condolencias y enfatizó su “firme posición en el rechazo al terrorismo”.
Desde diciembre de 2016, la rama del grupo Estado Islámico (EI) en Egipto ha matado a decenas de cristianos, sobre todo coptos, en ataques con bombas y armas de fuego en iglesias de todo el país y ha amenazado con más ataques contra esa minoría.
Los cristianos coptos de Egipto representan el 10% de los casi 100 millones de habitantes de ese país, mayoritariamente musulmán, y constituyen la primera minoría religiosa. También suponen la comunidad cristiana más grande de Oriente Medio y una de las más antiguas.
El grupo EI reivindicó un ataque suicida contra la iglesia copta de San Pedro y San Pablo en El Cairo el 11 de diciembre de 2016, que provocó 29 muertos.
En abril de 2017, 45 personas murieron en dos ataques suicidas reivindicados también por el EI en Alejandría, segunda ciudad del país, y Tanta, en el norte.
Un mes después, un hombre armado del EI mató en el sur de El Cairo a 28 cristianos que viajaban hacia un monasterio.
Se cree que los yihadistas también cometieron una masacre de fieles musulmanes en el Sinaí en junio, con sun aldo de más de 300 muertos, en una mezquita vinculada con la rama sufí, una vertiente mística del islam que los yihadistas de EI consideran herética.
Tras estos ataques, Egipto estableció el estado de emergencia y el presidente Abdel Fatah al Sisi pidió al ejército que se impusiera sobre los yihadistas con una “fuerza brutal”.
El grupo lleva a cabo una mortífera rebelión desde su base en la península del Sinaí, fronteriza con Israel y la Franja de Gaza, y ha matado a cientos de policías y soldados egipcios.
El jueves, seis soldados egipcios murieron por la explosión de una bomba junto a una ruta en el Sinaí.
La semana pasada, el grupo Estado Islámico dijo ser responsable del disparo de un misil antitanque contra un helicóptero, en un aeropuerto del Norte del Sinaí durante una visita de dos ministros. Éstos salieron ilesos, pero murieron el asistente de uno de ellos y un piloto del helicóptero.