Dominicano es nuevo subjefe de la Policía de Nueva York


El oficial dominicano del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Fausto Pichardo, nativo de Jánico.
8

5

NUEVA YORK. El oficial dominicano del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Fausto Pichardo, nativo de Jánico, un municipio de Santiago de los Caballeros, fue ascendido ayer jueves a subjefe de la uniformada y dentro de sus funciones estará como oficial ejecutivo de la Oficina de Servicios de Patrullas.

Él es el primer dominicano en llegar al alto rango del NYPD, que entre sus oficiales, tiene una mayoría de dominicanos de ambos sexos.

Docenas de dominicanos presentes en la ceremonia, enarbolaron banderitas del país en respaldo al nuevo subjefe.

Pichardo, quien después de su ascenso a capitán, tras pasar el examen requerido para elevar su rango, fue nombrado como comandante del cuartel 33 en el Alto Manhattan, desde donde pasó a la Oficina de Comunicaciones en el cuartel general del NYPD (One Police Plaza) y luego fue designado a cargo del cuartel 44 en El Bronx, hasta ayer en que fue designado por el alcalde Bill de Blasio en el alto rango.

Pichardo, fue ascendido a subjefe y ahora se ha convertido en oficial ejecutivo de la Oficina de Servicios de Patrullas.

Antes de esta designación tenía también la función de subinspector, responsable de mantener las operaciones en varios distritos.

Pichardo comenzó su carrera en el NYPD en julio de 1997 como cadete de la policía.

Se convirtió en oficial en 1999 y patrullaba en el cuartelo dl Norte en el Centro de Manhattan (Midtown North).

Trabajó en varios comandos en las patrullas del Norte del condado de Manhattan y como comisionado adjunto de Información Pública del NYPD (DCPI).

También se desempeñó como oficial ejecutivo del cuartel 28 en Harlem.

Pichardo y otros oficiales, entre ellos la puertorriqueña Nilda Irizarry Hofmann, nombrada comisionada de Asuntos de la Comunidad del NYPD, fueron ascendidos en una ceremonia encabezada por el alcalde Bill de Blasio, el comisionado de la policía James O´Neil y otros altos oficiales y funcionarios.

Pichardo, al agradecer su designación, dijo que se siente muy orgulloso de haber venido a los Estados Unidos, desde Jánico, un pueblo pobre y de gente trabajadora y escalar la posición que ostenta hoy en la policía de Nueva York.

“Siempre quise ser un policía, acercarme a la comunidad, ayudar a los que necesitan ayuda y verme en este día hoy, me dejó sin palabras”, dijo Pichardo.

Estuvo acompañado por su esposa, hijos y otros familiares, mientras el alcalde felicitaba a los ascendidos y resaltaba su labor en hacer de Nueva York, la ciudad más segura desde los años cincuenta.

“Quiero que la gente de la ciudad, que con nosotros, tienen una voz”, añadió Pichardo.

“Trabajamos noche y día, recibiendo llamadas a todas horas y en las madrugadas, es mi familia la que ha pagado con su tiempo y paciencia”, dijo Pichardo.

“Nunca me olvidaré, porque sin su apoyo, no estuviera hoy donde estoy”, señaló.