Grimaldi refuta artículo deportaciones de haitianos publicado por diario de El Vaticano


El embajador dominicano ante la Santa Sede responde acusaciones sobre malos tratos a los ciudadanos indocumentados del vecino país durante deportaciones.
 El embajador ante la Santa Sede (Roma), Víctor Grimaldi.
17

12

SANTO DOMINGO. El embajador dominicano ante El Vaticano, Víctor Grimaldi, refutó las acusaciones contra República Dominicana sobre malos tratos a los inmigrantes indocumentados haitianos, denuncia publicada en la edición del 5 de enero de este año en el L’Osservatore Romano y cuya fuente es la dirección del Servicio Jesuita a Migrantes en Haití.

“La República Dominicana, como cualquier Estado organizado (Estados Unidos, Chile, México, Perú, Ecuador, Brasil y el mismo Estado de la Ciudad del Vaticano) tiene todo el derecho a regular documentalmente el ingreso y el egreso de ciudadanos extranjeros a su territorio. Lo hacemos en estricto apego a las leyes y acuerdo internacionales”, expresa Grimaldi en una carta dirigida al director del diario vaticano, Gian Maria Vian.

El diplomático detalla en la misiva las facilidades que el país ofrece a los nacionales del vecino país, asegurando que miles de haitianas reciben la atención médica gratuita durante sus embarazos y partos en los hospitales dominicanos, así como la oportunidad de estudios y de trabajo que tienen miles de haitianos.

“A todos se les respetan sus derechos, al igual que a los miles y miles de extranjeros procedentes de otros países como Venezuela, Colombia, Cuba, Italia, España, Estados Unidos y otros lugares del mundo”, afirma Grimaldi.

Sostiene que “el pueblo dominicano y su Gobierno son generosos y acogen a los migrantes de todas la nacionalidades, siempre que respeten nuestras leyes”.

En su edición impresa L’Osservatore Romano publica una nota informativa en su página 7 titulada “Rispetto per gli haitiani” (Respeto por los haitianos), en la que expone los argumentos sobre supuestos maltratos y violaciones a los derechos humanos expresados por el director del Servicio Jesuita a Migrantes en Haití, Jean Robert Déry, en una entrevista el pasado 26 de diciembre en Radio Vision 2000 de Puerto Príncipe.

“Las condiciones de vida de los inmigrantes haitianos en la República Dominicana continúa despertando preocupación en la iglesia Católica. Solo el año pasado, de hecho, poco menos de cuarenta y siete mil haitianos fueron repatriados sin posibilidad de poder regresar al país donde habían encontrado ocupación”, son las primeras líneas del texto publicado por el diario oficial de El Vaticano, que puede leerse a través de la web.

L’Osservatore Romano recoge una cita del reverendo jesuita: “Los haitianos que regresan de la República Dominicana a menudo son maltratados, heridos y reducido a condiciones de pobreza”.