Decomisan 29 millones de dólares en casas del ex primer ministro de Malasia


Decomisan 29 millones de dólares en casas del ex primer ministro de Malasia
EFE
Bangkok
La Policía de Malasia decomisó unos 29 millones de dólares en efectivo durante los registros que realizó la semana pasada en propiedades del ex primer ministro, Najib Razak, en una investigación por un caso de corrupción, informó hoy la Policía.

El jefe del departamento de Delitos Comerciales, Amar Singh Ishar Singh, indicó que el dinero estaba guardado en 35 bolsas y repartido en monedas de 26 países, y que 22 empleados de banca necesitaron tres días para contarlo.

También dijo que se encontraron otras 35 bolsas con relojes y joyas en los registros realizados el 18 de mayo, la mayoría de ellos en un apartamento desocupado de Kuala Lumpur, así como en otros dos en los que residen un hijo y una hija de Najib.

"Estamos en el proceso de autentificar los relojes y las joyas para tener una estimación de su valor", dijo Amar en una rueda de prensa retransmitida por medios locales.

Los registros formaron parte de un vasto operativo relacionado con el caso de corrupción en el fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB) que se extendió a una docena de propiedades vinculadas al exmandatario.

En ellas la policía incautó 284 cajas con bolsos de lujo, joyas, zapatos y otros objetos de valor, así como medio millón de ringgit (126.000 dólares) en efectivo de la residencia privada de Najib.

La operación policial comenzó después de que Najib perdiera el cargo en las elecciones del 9 de mayo y de que el nuevo primer ministro, Mahathir Mohamad, prohibiera la salida del país a su antecesor y a su esposa, Rosmah Mansor.

Sobre el ex dirigente pesan varias sospechas de corrupción, incluido el supuesto desvío de 681 millones de dólares de 1MDB a sus cuentas personales revelado por una información periodística en julio de 2016.

Najib negó las acusaciones y atribuyó el dinero a un donativo de un príncipe saudí, versión que entonces fue aceptada por 1MDB, la comisión anticorrupción y el fiscal general que le exoneraron.

En los últimos dos días Najib prestó declaración ante la comisión anticorrupción, que reanudó la investigación sobre la gestión de 1MDB, cuya supuesta malversación y desvío de fondos es también objeto de investigación judicial en media docena de países, incluidos Estados Unidos, Suiza y Singapur.

El departamento de Justicia de EEUU cifró el dinero desviado de 1MDB en 4.500 millones de dólares, de los cuales unos 1.000 millones habrían sido blanqueados en EEUU con la compra de propiedades inmobiliarias, yates, joyas y obras de arte, entre otros.

Mahathir, que ya fue primer ministro entre 1981 y 2003, decidió volver a la actividad política después de que Najib se viera envuelto en el escándalo y se alió con la oposición para ganar las elecciones bajo la alianza Patakan Harapan (Pacto por la Esperanza).