Dintel aplica técnicas efectivas para neutralizar las acciones delictivas


Dintel aplica técnicas efectivas para neutralizar las acciones delictivas
Santo Domingo
La Policía Nacional aplica técnicas efectivas para neutralizar el accionar delictivo, siendo las más contundentes la recolección y análisis de información, una función que tiene a su cargo la Dirección Central de Inteligencia (DINTEL), que celebró ayer el XIII aniversario de su fundación.

Al respecto, el mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, director general de la Policía, encabezó, junto al coronel José Antonio Ceballos, director del ente de inteligencia policial, una homilía en la mañana de ayer en la sede del cuerpo de orden público.

Las palabras centrales estuvieron a cargo del coronel Ceballos, quien agradeció la presencia de los altos rangos de la institución, reiterando que la importancia de la labor de recolección de informaciones para ser analizadas, y a través de los datos obtenidos, “las autoridades pueden tomar las medidas que permitan contrarrestar un accionar delictivo”.

Señaló que la Dintel realiza labores de acercamiento con los sectores que inciden en la sociedad, tales como clubes sociales, iglesias y juntas de vecinos.

Mientras tanto, el presidente del Comité Dominicano de los Derechos Humanos (CDDH), Virgilio Almánzar, destacó la profesionalidad de los miembros de la Dintel, “por su valioso aporte como entidad de inteligencia policial”.



Almánzar exhortó a la sociedad a trabajar unidad con las entidades de seguridad del Estado, como lo es la Policía Nacional, en su lucha por preservar la paz y la tranquilidad.

En la ocasión, el mayor general Bautista Almonte estuvo en compañía del general Neivis Luis Pérez Sánchez, subdirector general de la institución; el general Rafael Cabrera Sarita, inspector general de la Policía, y el alto mando del cuerpo del orden y de la Dintel.

En la actividad también estuvo presente el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Manuel María Mercedes. La homilía tuvo a cargo del padre Julio Matos, de la parroquia Cristo Rey.