Irán le recuerda a EEUU su derecho de enriquecer uranio


Irán le recuerda a EEUU su derecho de enriquecer uranio
EFE
Teherán
El derecho de Irán a enriquecer uranio es un hecho consolidado, declaró ayer el Ministerio de Exteriores iraní, al rechazar las palabras del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, de que el país no debe tener enriquecimiento de uranio.

"El derecho legal de la República Islámico al enriquecimiento de uranio es un hecho consolidado, y además Irán ya sabe cómo hacerlo", afirmó el portavoz del Ministerio de Exteriores, Bahram Qasemí, en un comunicado.

"Damos la bienvenida al señor Pompeo al mundo de la política exterior y la diplomacia, pero me parece que llega demasiado tarde y sin estar al tanto de los cambios en el mundo", agregó.

Pompeo ayer ha reiterado que no es apropiado que Irán tenga la capacidad de crear material fisible, enriquecer uranio o tener una instalación de plutonio.

El pasado 8 de mayo el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la retirada de EEUU del histórico acuerdo nuclear que se logró en 2015 entre Irán y las seis grandes potencias mundiales.

Tras del anuncio de la retirada de Washington del acuerdo nuclear, Pompeo exigió a Teherán poner fin al enriquecimiento de uranio y al desarrollo de misiles balísticos, liberar a todos los ciudadanos estadounidenses detenidos en Irán, abandonar su apoyo a grupos terroristas como el libanés Hizbulá y el palestino Hamás y retirar sus fuerzas de Siria, entre otros.

El ministerio iraní de Exteriores calificó las condiciones de Pompeo para llegar a un nuevo acuerdo con Irán de "insultantes e intervencionistas".

Irán y los demás firmantes del acuerdo nuclear, el grupo 4+1 -el Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania-ya han comenzado una nueva ronda de negociaciones con el objetivo de salvaguardar el acuerdo nuclear de 2015, ya sin la participación de EEUU.

El acuerdo nuclear obliga a Irán a limitar sus actividades nucleares a un nivel que le imposibilita -durante al menos doce meses- desarrollar armas atómicas a cambio del levantamiento de las sanciones.