Cavaliers, listos para el triunfo; Warriors sin presión en Tercer Partido


Klay Thompson, de los Guerreros de Golden State, festeja junto a su compañero Draymond Green, durante el sexto partido de la Conferencia del Oeste ante los Rockets de Houston, el sábado 26 de mayo de 2018.
Kevin Durant (i) de Golden State Warriors en acción ante Kevin Love (d) de Cleveland Cavaliers durante el primer partido de la final de la NBA entre Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers, en Oakland, California (Estados Unidos) el jueves 31 de mayo de 2018.
JR Smith ofrece una entrevista para el entrenamiento para el partido de la serie de finales de la NBA en el Quicken Loans Arena de Cleveland, Ohio (Estados Unidos) el 5 de junio del 2018. Los Cavaliers llegan desde California con dos derrotas que le dan a los Guerreros de Golden State, sus rivales, la ventaja (2-0) en la final de la NBA.
Kevin Love (R), centro de los Cavaliers de Cleveland, va al cesto con Kevin Durant (2-R), defensor de Golden State Warriors, y Klay Thompson (C), guardia de Golden State Warriors en la segunda mitad de sus Finales de la NBA dos de las Finales de la NBA en el Oracle Arena en Oakland, California, EE. UU.
Los jugadores de Golden State Warriors Kevin Durant (c) y Stephen Curry (i) conceden una entrevista durante una práctica para al tercer juego de las finales de la NBA el martes 5 de junio de 2018, en el Quicken Loans Arena, en Cleveland, Ohio (EE.UU.).
Klay Thompson, de los Guerreros de Golden State, festeja junto a su compañero Draymond Green, durante el sexto partido de la Conferencia del Oeste ante los Rockets de Houston, el sábado 26 de mayo de 2018.
Kevin Durant (i) de Golden State Warriors en acción ante Kevin Love (d) de Cleveland Cavaliers durante el primer partido de la final de la NBA entre Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers, en Oakland, California (Estados Unidos) el jueves 31 de mayo de 2018.


CLEVELAND. Una vez más, y ya son demasiadas, el alero LeBron James, se enfrenta ante el reto de tener que levantar la moral y el juego de los Cavaliers de Cleveland cuando disputen el Tercer Partido de las Finales de la NBA que ahora pierden con parcial de 0-2 al mejor de siete.

James, cuatro veces ganador del Premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, nueve Finales de la NBA, tres títulos en su haber y con varias marcas históricas en su haber, es más consciente que sólo una victoria les puede meter en la competición y lo que es más importante darles la esperanza que pueden repetir la hazaña del 2016 cuando remontaron una desventaja de 1-3 para ganar el título.

En la historia de las Finales de la NBA, sólo cuatro equipos con déficit de 2-0 en la serie se han recuperado para ganar el título y los últimos en lograrlo fueron, precisamente, los Cavaliers, en 2016 y ante los Warriors que habían estado arriba en la serie 3-1 hasta que se hundió físicamente Curry y Green cayó en la provocación de James, que le costó una suspensión.
“Tenemos que ser honestos, una vez más estoy en desventaja en una serie donde no sólo mi equipo ha perdido los dos primeros partidos sino que nos enfrentamos a un rival, que cuanta con cuatro estrellas, que en el apartado individual cada una de ellas puede definir un partido”, comentó James al valorar lo que les espera en el próximo duelo.

Cierto que los Cavaliers tienen 8-0 en los partidos de playoffs que han disputado en su campo del Quickens Loans Arena, pero sus rivales en nada se parecen a los Warriors, los actuales campeones de liga, que son muy superiores como equipo y a nivel individual con el base Stephen Curry, el alero Kevin Durant, el escolta Klay Thompson, y el ala-pívot Draymond Green.

“Que estoy listo para luchar, de eso no hay ninguna duda, que buscaremos la oportunidad de ganar el tercer partido es algo que ni se cuestiona, pero también hay que ser realista de saber con quienes nos enfrentamos, aunque sea en nuestro campo”, comentó hoy James al concluir el entrenamiento. “Son muy completos, lo tienen dentro de la plantilla”.

Es con la que sueña James tener con los Cavaliers, quienes al margen de cual sea el desenlace que dejan las Finales, son conscientes que la única opción con la que cuentan para retener a su estrella es que cuando se abra el mercado de los agentes libres consigan al menos a dos jugadores de calidad.