Gelvis Solano pone a los Reales delante 2-1 en la final de la LNB




Gelvis Solano defendido por Juan Pablo Montás, de los Cañeros.
LA VEGA. Los Reales de La Vega asumieron el comando de la Gran Final de la Liga Nacional de Baloncesto al conseguir una solvente victoria 91-81 sobre los Cañeros del Este, en el tercer partido de la serie disputado el domingo en el techado Fernando Teruel.
Es el segundo triunfo seguido para los Reales, después de perder el primer encuentro en casa, 80-85, la noche del pasado miércoles. El equipo empató la final el viernes con una holgada victoria 89-71 sobre los Cañeros, en el juego dos celebrado en el polideportivo Eleoncio Mercedes, de La Romana.
Los Reales se apoyaron nuevamente en el aporte colectivo y en una hermética defensa para dejar a sus rivales sobre 80 puntos o menos por segundo juego seguido y por tercera vez en la serie.
Los cinco hombres del quinteto encestaron diez o más puntos, incluyendo dos con 20 unidades. Gelvis Solano fue clave en una dominante primera mitad marcando 19 puntos y terminó la jornada con 23 para liderar el ataque ganador, además de facturar diez asistencias y tomar cuatro rebotes.
Gerard Vaunghn lo secundó con 20 y siete rebotes, mientras que Rigoberto Mendoza colaboró con 15 y completó una gran labor con 10 rebotes. Antonio Peña produjo 13 unidades y aportó siete capturas, Juan Coronado 10 y seis asistencias.
Diferente al partido anterior, ayer fueron los Reales los que dominaron la pintura y corrieron la cancha a placer ante un equipo de los Cañeros que no ha tenido respuesta defensiva en ninguno de los tres encuentros y que su ofensiva no ha estado a la altura.
Los Reales lograron 46 rebotes, por 39 de los Cañeros, anotaron 20 puntos por pérdidas de balones de sus rivales del Este.
Jezrrel De Jesús, armador puertorriqueño, fue la mejor arma ofensiva de los Cañeros con 22 puntos, regresando al equipo en sustitución del lesionado Keith Appling. De Jesús fue parte del equipo que barrió a los Leones 3-0 en la final del Circuito Sureste.
Branden Dawson y Jonathan Araújo terminaron con doble, pero sus actuaciones de nada valieron para su escuadra. El norteamericano logró 18 tantos y 11 rebotes, y el nativo 14 y 12. Elías Solimán aportó 14.
Dominio casi total
Después de comenzar debajo 7-0, empatar 10-10 con 5:19 del primer cuarto y volver a estar detrás 15-10 (con 4:32), los Reales tuvieron una corrida final de 18-4 para terminar ese parcial arriba 28-19. Se fueron delante 17-15 con un triple de Peña con 2.48 y jamás volvieron a ceder en el marcador, logrando una ventaja máxima de 18 puntos durante el partido y la mínima nunca bajó de seis.
Solano fabricó 17 puntos en la primera mitad y Vaunghn lo respaldó con 12, todos en el primer cuarto, para darle a los Reales una cómoda ventaja de 13 puntos al descanso (49-36).
Peña, con ocho puntos, también se involucró en la ofensiva vegana, lo mismo que Mendoza y Coronado, con cinco tantos cada uno. La titularidad de los Reales produjo 47 de los 49 puntos del equipo, anotando Juan Bautista Araújo los dos restantes de la mitad.
Del lado opuesto, la banca de los Cañeros ayudó con 11 puntos (Juan Pablo Montás marcó seis, Andy Williams tres y Mauro Gil dos) a un equipo naranja que sigue confrontando problema con su baja anotación colectiva en los primeros 20 minutos de cada partido. Dawson produjo ocho en la mitad, De Jesús siete, Araújo y Solimán con cinco por cabeza.
Los Reales implantaron el dominio desde el primer cuarto ganándolo 28-19 con el respaldo de 12 puntos de Vaunghn, más ocho anotados por Solano y Peña, a pesar de que los Cañeros salieron delante en el cuarto 7-0, primera vez en la serie en que se veían dominando la pizarra al comenzar el partido.
Solano produjo nueve en el segundo cuarto para liderar el dominio 21-17 de los Reales, que llegaron a sacar 18 puntos de ventaja (42-25 con 5:22 por jugar), la máxima que tuvieron en los primeros 20 minutos del partido.
Los Cañeros mejoraron en un tercer cuarto con ventaja 21-16 con 11 puntos de De Jesús, al tiempo de limitar la ofensiva de los Reales, para iniciar el cuarto debajo por ocho puntos (57-65), pero esa mejoría de nada valió al perder el último tiempo 26-24.
Próximo encuentro
La Gran Final recesará por dos días y se reanudará el miércoles a las 8:00 de la noche para la celebración del cuarto partido, que se jugará en el polideportivo Eleoncio Mercedes, de La Romana, la sede de los Cañeros, que patrocinan el Grupo Texaco, La Universal, United Gas y Pollos Victorina.
El quinto choque se efectuará el viernes 17 a las 8:00 de la noche, cuando los Reales retornen a su cancha del Fernando Teruel

Publicar un comentario

0 Comentarios