La FED y Funglode realizan importante debate



La Federación de Estudiantes Dominicanos (FED),  junto al  Observatorio judicial Dominicano de FUNGLODE, realizaron con éxito el coloquio “Prisión preventiva en República Dominicana y sus efectos, desafíos para el Sistema de Justicia,”.

La actividad se realizó en el salón de Orientación de la Biblioteca Pedro Mir, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Moderado por Harold Modesto, director del Observatorio Judicial Dominicano (OJD), con la presencia del presidente de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), Rafelito Valenzuela y decenas de profesionales, entre ellos, jueces, fiscales y abogados.

La preocupación la expresaron ayer la jueza del Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional Kenya Romero; el coordinador del nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, Ysmael Paniagua; la exprocuradora fiscal de la provincia de Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, y el defensor público Rodolfo Valentín.

*Hacinamiento en las cárceles.* Deja como resultado enfermedades en los privados de libertad, lo que disminuye su calidad de vida; mayor carga para al Estado, que tiene que invertir en su alimentación, cuidado y protección, así como condenas anticipadas, que contravienen la presunción de inocencia de los imputados, son parte de los efectos del aumento de la prisión preventiva en el país.

La jueza Romero señaló que el exceso de prisión preventiva ha provocado que las cárceles sobrepasen su capacidad, lo que genera hacinamiento, en detrimento de su salud y calidad de vida de los privados de libertad.

 “¿Es acaso que la prisión preventiva es utilizada como elemento para mitigar los factores de riesgo de la seguridad ciudadana como último eslabón? ¿O será que la estamos utilizando como un elemento sancionador?”, cuestionó la magistrada.

*Condena anticipada.* En ese sentido se expresó Ysmael Paniagua, quien tras responsabilizar a jueces como a fiscales del aumento de la prisión preventiva, dijo que la misma representa una condena anticipada, agregó que ello representa una violación a un principio constitucional que es la presunción de inocencia de que goza todo ciudadano, hasta tanto sea pronunciada una sentencia firme en su contra.

Diná Llaverías, manifestó que a la hora de abordar el tema de la prisión preventiva, es necesario considerar la realidad que tiene el Estado, y es que los ciudadanos entienden que los que cometen un delito contra su persona deben ir la cárcel de inmediato.

“Cuando a alguien imponen una medida que no es la prisión, los actores del sistema, tanto jueces como fiscales y a veces hasta los propios defensores públicos son acusados de venderse”, expresó la funcionaria.

Mientras que Rodolfo Valentín deploró que la prisión preventiva abunde solo en delitos de ‘poca monta’ y no en casos grandes.

“En los procesos grandes, la prisión preventiva es una quimera y cuando es impuesta es con la  salvedad de que van a salir rápido. Es como una telaraña que es rota por insectos grandes, pero que atrapa a los pequeños”, adujo.

Publicar un comentario

0 Comentarios