Al menos 12 muertos y 8 secuestrados en un ataque de rebeldes en RD del Congo


Al menos 12 muertos y 8 secuestrados en un ataque de rebeldes en RD del Congo
EFE
Kinshasa
Al menos doce personas murieron y ocho fueron secuestradas este sábado en un supuesto ataque de rebeldes ugandeses del Frente Democrático Aliado (ADF) en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), informaron hoy las autoridades.

El ataque ocurrió por la noche en el barrio de Boikene en la ciudad de Beni, en la provincia de Kivu del Norte, donde los asaltantes saquearon tiendas y farmacias en el mercado de Mayangose.

Entre los doce muertos hay un militar, indicaron fuentes de la alcaldía de la municipalidad de Ruwenzori (una de las cuatro que componen Beni y donde ocurrió el suceso) citadas por el portal informativo Actualité.

Tiros de armas pesadas y ligeras se escucharon en Boikene, donde el Ejército congoleño se vio atacado por los rebeldes, según fuentes de las fuerzas de seguridad.

Los insurgentes fueron finalmente repelidos por el Ejército, que contó con el apoyo de la Misión de la ONU en la RDC (Monusco), informó la emisora Radio Okapi, creada por las Naciones Unidas.

Los rebeldes también secuestraron a al menos ocho personas, según Radio Okapi.

"Me escapé por poco. Llegaron y rompieron la puerta (de la casa) y se fueron con mis dos hijos. Uno tiene 11 años y el otro tiene 12 años. También obligaron a mi marido a irse con ellos", dijo una mujer cuya vivienda fue atacada, citada por Actualité.

El presidente interino de la Sociedad Civil de Beni, Kizito Bin Hangi, denunció que "también hay heridos y diez personas desaparecidas" y que la situación es tensa en la ciudad, donde se han producido protestas para condenar el ataque.

"Esta situación nos preocupa. Muestra que la población de Beni está abandonada por la comunidad internacional y el Gobierno congoleño. Recientemente, la Monusco dijo que colocaría corredores de seguridad, pero no se hace nada ", agregó Bin Hangi.

Además, Beni es una de las ciudades afectadas por el brote de ébola que azota al noreste de la RDC, cuya respuesta sanitaria se ha visto minada por los actos de grupos rebeldes que operan en la zona.

El ADF empezó su campaña de violencia en 1996 en el distrito de Kasese, en el oeste de Uganda, tras lo cual se expandió a varias zonas cercanas a la frontera con la RDC.

Esta es una de las organizaciones armadas que siguen actuando en la RDC tras el desarme en noviembre de 2014 del grupo rebelde M23, que llegó a controlar buena parte de la región.

Más de medio millar de personas fueron asesinadas solo en la zona entre junio y noviembre de 2017, y otras mil fueron secuestradas, según datos de la organización Human Rights Watch (HRW).

La región, situada en una zona montañosa de complicado acceso, permite a los rebeldes ocultarse con facilidad y escapar a las operaciones militares sobre el terreno.

Publicar un comentario

0 Comentarios